El Vocero Hispano Logo

Ultimas Noticias

Epidemia de opioides: Cómo detectar la adicción

17 febrero 2022

  Por Edith Reyes GRAND RAPIDS, MICHIGAN (EVH)- La epidemia de opioides ha cobrado miles de vidas a nivel nacional, estatal y localmente en el condado de Kent. El miércoles 9 de febrero, el Comité del Congreso enfocado en combatir la adicción mortal a los opioides, publicó datos que muestran la cantidad de muertes por adicciones a estos durante la pandemia de COVID-19 y lo que se pronostica después. Según los datos, unas 100,000 personas murieron a causa de los opioides en 2021 en Estados Unidos. En el 2020, alrededor de 92,000 personas murieron por sobredosis en el país. En el 2019 en el estado de Michigan, 2,385 personas murieron a causa de los opioides. También se afirmó que Estados Unidos enfrentará una gran crisis de opioides según las estadísticas anteriores. Los opiáceos suelen ser recetados por médicos para ayudar a aliviar el dolor causado por el cáncer, las cirugías y las lesiones graves. La adicción comienza cuando una persona se acostumbra a las píldoras y comienza a usarlas en exceso", lo que significa tomar las píldoras por placer en lugar de por razones médicas. Los opioides incluyen medicamentos como la morfina, la oxicodona, Vicodin y la metadona. El fentanilo es un narcótico que también se usa para aliviar el dolor y, si se consume en exceso, puede causar la muerte. El Vocero Hispano entrevistó a José Salinas, un entrenador de recuperación de la organización Network 180, para hablar sobre las señales de alerta de una persona que atraviesa una adicción, cómo esas personas acceden a los opioides y qué puede experimentar el cuerpo cuando intenta desintoxicarse y superar esa adicción. "Cuando no tienes la droga, estás en el estado que conocemos como la abstinencia física y en el síndrome de abstinencia emocional", dijo Salinas. "Tu cuerpo comienza una reacción. Es como una gripe, pero 10 o 20 veces más fuerte." Salinas dijo que los síntomas incluyen dolores musculares, diarrea y vómitos. Agregó que el cuerpo está reconociendo que quiere y necesita la droga no solo físicamente sino también emocionalmente. También dijo que si una persona está comprando heroína en la calle, es muy probable que el vendedor esté reduciendo la heroína real con más fentanilo, y si esas personas que consumen esa droga la mezclan con alcohol u otra sustancia, puede ser mortal. Para reducir las compras callejeras que han aumentado el número de muertes a nivel nacional y local, Salinas dijo que Network 180 usa metadona, que se usa para la morfina o la heroína, para prescribir a quienes combaten la adicción a los opioides. Esta droga es una sustitución de un opioide comercial que se consume. Aunque esta sustitución también puede volverse adictiva, Salinas dijo que sus ventajas son las siguientes:

  • La persona deja de comprar drogas en la calle.

  • La persona va a una clínica y está siendo "supervisada"

  • La dosis/prescripción está siendo controlada

  • Cura el síndrome de abstinencia o la ansiedad de no tener la droga

  • Menos posibilidades de morir por las drogas que compran en la calle. Recientemente, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) han propuesto algunos cambios en las pautas para los médicos cuando recetan Oxicodona y otros opioides. En 2016, las pautas de prescripción de los CDC eran voluntarias y establecían que los médicos deberían encontrar otro tratamiento para el dolor crónico que no involucre opioides y, si fuera absolutamente necesario, los médicos deberían prescribir la dosis más baja posible. En 2019, los CDC revisaron informes negativos, incluidos algunos pacientes que no recibían medicamentos para aliviar el dolor. Esto resultó en una nueva propuesta en la que los fabricantes de medicamentos no tuvieron participación en la redacción del borrador de revisión. Algunos de los cambios incluyen:

  • Sugerir tratar de limitar el tratamiento con opioides para el dolor inmenso a tres días,

  • Eliminar la recomendación específica y que los médicos eviten aumentar la dosis a un nivel equivalente a 90 miligramos de morfina por día,

  • Los médicos deben considerar que los pacientes se sometan a análisis de orina para ver si están usando otras drogas ilícitas y controladas, pero ya no recomendarían que se realicen dichos análisis anualmente, y

  • Para los pacientes que reciben dosis más altas de opioides, los CDC instarían a los médicos a no suspender abruptamente el tratamiento a menos que haya indicios de un peligro mortal. La agencia ofrecería sugerencias sobre cómo reducir gradualmente los medicamentos para los pacientes. Al acercarse a una persona que tiene algunos síntomas, un ser querido no debe presionar ni gritar para que deje de abusar de estas drogas. En cambio, dijo Salinas, es mejor acercarse a ellos ligeramente y preguntarles: "Oye, estoy preocupado por ti. Tengo tiempo que te veo que estás diferente" y dejarlo así. Un enfoque presionado puede tener una respuesta negativa. Si usted o un ser querido está experimentando algún tipo de adicción, comuníquese con José Salinas al 616-825-5073 para una orientación sobre una posible solución. También puede comunicarse con Network 180 al 616-336-3909 o visitar network180.org.   Con información de AP.